Historia

Historia

El Hotel Parque, hoy "Alma del Lago Suites & Spa", era un hermoso edificio de madera con una torrecilla que se destacaba por su juego de techos cuidadosamente elaborado. Un hotel de 14 habitaciones, casi todas con baño incorporado.

Fue construido por la familia Huber proveniente de las campiñas osorninas de Chile, quienes lo habilitaron por un período breve y muy pronto optaron por regresar a su lugar de origen. Vendida la propiedad fue adquirida por don Eduardo May y su esposa, oriundos de Suiza, que dieron nueva vida al establecimiento.

El atractivo principal del hotel era su ubicación, situado algo distante del fragor del aserradero y el bullicio del centro del pueblo. Se sumaba su preciosa arquitectura, emplazamiento y un primoroso jardín que llegaba a la costa del lago en un lugar de enormes piedras que crean pequeñas playitas reparadas. En una de ellas se había levantado un atracadero para los dos o tres botes de remos que estaban a requerimiento de sus clientes. Se disponía además de cancha de tennis- la única de Bariloche en un jardín gigante muy cuidado y florido entre bosquecillos de ciprés. Ornamentaban el conjunto un grupito de faisanes multicolores que durante el día vagaban en libertad por todo el predio, y que tenían sus nidos en una vistosa faisanera al reparo entre los árboles En el año 1936 el matrimonio May decide ampliar y remodelar el hotel contratando a Miguel AngelCésari, prestigioso arquitecto y urbanista de Parques Nacionales.

Se utilizó paredes de mampostería y revestimiento de piedra verde del lugar, para lo cual contrataron picapedreros yugoslavos que se encontraban haciendo obras en Bariloche. El establecimiento fue sometido en el transcurso del tiempo a distintas modificaciones, siendo las ultimas para convertirlo en un hotel de 3 estrellas. En el año 2002 la familia Gressani; Enrico, Elda y sus hijos adquieren la propiedad para convertir el histórico Hotel Parque en un emprendimiento hotelero 5 estrellas de lujo. Elda y Enrico comienzan su actividad hotelera en Bariloche, en la década del 50 en varias propiedades, siendo su icono más importante el Hotel Nevada.

Enrico, oriundo de Italia, hijo de una familia de ebanistas lideró el proyecto arquitectónico y estético, volcando su vasta experiencia de mas de 40 años como constructor de Hoteles.

Se conservó el exterior de paredes revestidas en gran parte por piedra verde de la zona por tener alto valor histórico y testimonial. El Hotel Parque fue concebido en un principio para un público selecto característico de la época y su inmejorable ubicación sobre la costa del Nahuel Huapi a pocos metros del centro de Bariloche hizo necesario, volviendo a las fuentes, convertirlo en un establecimiento de primera línea . Para lograr este objetivo se adquirieron los terrenos adyacentes, logrando así un frente sobre la Av. E. Bustillo de 100 metros de longitud aproximadamente y sobre el espejo de agua.

Es innegable que la remodelación y ampliación a un cinco estrellas ha requerido la correcta utilización del terreno y sus desniveles hacia el espejo de agua.

En su aspecto exterior el concepto del emprendimiento fue integrar la estructura del Hotel que existía, en armonía y equilibrio con el entorno natural que lo contiene, así, se ha privilegiado el uso de materiales tales como la madera y la piedra, logrando una edificación que conserva los rasgos fundamentales de las construcciones realizadas por los Arquitectos Bustillo y Estrada en la década de los años 40. En el interior, se combinaron los conceptos del párrafo precedente en cuanto a lo estructural, en tanto que en lo particular a habitaciones y servicios complementarios se definió un estilo contemporáneo.

Es importante destacar que en el proyecto se tomó especial atención en que no existan barreras arquitectónicas que impidan a los discapacitados utilizar la totalidad de las instalaciones del hotel, contando además, con habitaciones para personas con motricidad reducida.

Gallery Thumb 1

Galería de fotos